arlequin_resistencia_pettoruti.jpg

...porque la Tierra está llena de
violencia, haz para ti un arca de
madera de árbol resinoso.
Génesis 6: 13,14

ead / elarcadigital

Buscador ead
Buscador Google
Última edición gráfica
Huellas de Píndaro

Huellas de Píndaro De Grecia arcaica al presente

«…sensación divina y escrita…»

María Paula Mones Ruiz

María Paula Mones Ruiz

María Paula Mones Ruiz: nació en Buenos Aires. Estudió Letras y es correctora literaria. Dos libros editados de poesía, ¡Piedra, papel o poema! 2004, y Calle blanca, 2006. Integra varias antologías poéticas por convocatorias: Homenaje a Pablo Neruda, De los Cuatro vientos, 2004. Desde la palabra, Dunken, 2005. Poetas de las dos orillas, Uruguay, Botella del mar, 2007. Fijando Vértigos, Antología de poetas argentinos, 2007.
Publica también en revistas virtuales y gráficas, blogs y páginas de Internet.
Integra mesas de lectura en encuentros organizados por entidades y agrupaciones literarias
del país y del extranjero.
Actualmente está trabajando en tres libros de próxima edición: Poemas para la miopía, Ritmos de sol y silencio y La vida caminando (nouvelle)

www.mariapaulamonesruiz.com.ar

www.paulasoy.com.ar


Del poemario Calle Blanca, 2006




Abrazo blanco

Pensar…mirar el silencio maestro.
Escuchar…el latido lenguaje de La luz.
Volverse tan pequeño como el núcleo del milagro.
Acariciar el vientre de la espera
y ver parir
una respuesta con la forma y con la voz
de un abrazo blanco,
blanqueando la memoria, memorizando Tu luz.


Textura mental



Textura mental, cera tibia.
Se deslizan colores, gotas de instantes
pincelando esencias.
Viva caricia. Lágrima que encera
imágenes vividas…arco iris de estrellas.
Caricia que se escucha y…es su música
la respiración de la luna ocupando el lugar
de la ausencia y la palabra…muda.
Respiración brillante.
Melodía que preludia desprender
gotas de poesía que vive como vivo:
encerando imágenes, imaginando brillos.
Sensación divina y escrita
en la piel del azul y en el pasaje
de la mente a la luz, de la luz a la caricia.


Banquete



Cenaba el alma
vino de rosas, tinto, y
una porción de noche
con una pizca de rallada plata.
El cuerpo descansaba en paz
Y los sueños, desnudos, en las sábanas,
se miraron sorprendidos porque
de todos ellos, uno
ya no estaba…
¿Se lo había comido el alma?
¡Se lo había comido el alma!
Banquete Ideal.                                                                                                          

Inteligencia en la piel.
Platónica crueldad.


Sedando las horas

Explayas tus sedas, vuelas, danzas.
Juegas incolora…densa.
Te quedas cerca…pero lejos,
en el espacio inmortal y fugitivo de mi tiempo,
en mi tiempo atrapado en el espacio.
Nada te detiene y cerca pero lejos, apareces…
Apareces en el instante preciso en que la mente
aletea asfixiando la memoria.
Algo…te distrae y triunfante, el olvido me recuerda.
Y soy tiempo. Y soy espacio… Mariposa.
El olvido me recuerda y cuenta
que fui instante de seda, sedando las horas,
haciéndolas eternas.




Del poemario ¡Piedra, papel o poema! 2004




Y Soy…¡Piedra, papel o poema!
Hoy, imagen y concepto sin su voz.
La memoria se incorpora al juego ingenuo.
Sensaciones nuevas y viejas voces aliadas
a la intrusa imaginación.
¡Piedra, papel o poema! Sobresalto.
No logro reconocerlas.
Me adhiero al juego y contesto: ¡Poema!
Y soy…
Piedra de papel, papel y poema,
poema que se queda o vuela
sin cortar ningún ayer, con las manos quietas
sobre la vereda
de mi ser.


La piel de tu mirada


Mis ojos transpiraban al tocar
la piel de tu mirada.
Memoria del latir.
Mapa sensual dibujado
con las manos ciegas,
con los ojos mancos.
                                         Sin ti.
Campanadas de otoño.
Reloj con horas blancas al tocar
el ayer, el aquí.
                                        Sin ojos.
Imprimir el Artículo   Recomendar el Artículo   Exportar el Artículo a PDF   Compartir en Facebook   Compartir en Twitter
Tijerazos
Se trata de una vieja parábola judía,  tan bella como apropiada al momento financiero internacional.
 “Cuentan que una vez un hombre muy rico fue a pedirle un consejo a un rabino.
El rabino tomó la mano, lo acercó a la ventana y le dijo "mira".
El rico miró por la ventana a la calle.
El rabino le preguntó: "¿qué ves?".
El hombre le respondió: "veo gente".
El rabino volvió a tomarlo de la mano y lo llevó ante un espejo y le dijo:- “¿Qué ves ahora?".
El rico le respondió: -"Ahora me veo yo".
"¿Entiendes? En la ventana hay vidrio y en el espejo hay...
Huellas de Píndaro
Huellas de Píndaro
De Grecia arcaica al presente
Tiza y pizarrón
Tiza y pizarrón
La educación por especialistas
Perfiles
Perfiles
La ciudad y sus mejores obras
Cachamai
ineba
biblioteca unesco
Guias VIP
habitues teatro colon
riglos
todo opera
espacio y
siglo XXI
biblos
de la flor
el ateneo
area paidos
lumiere

ead / elarcadigital

Viamonte 1716 - 3 - 16 (C1055ABH) - Buenos Aires - Argentina

(54 - 11) 4371-0922

elarcadigital.com.ar no se responsabiliza por material de cualquier tipo no solicitado, ni tampoco por la devolución del mismo.

Las colaboraciones firmadas expresan la opinión de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión de la revista.

La línea editorial de la revista se expresa exclusivamente a través de los textos firmados por su Consejo Editor.