La Caja de Ahorro y Seguro

...porque la Tierra está llena de
violencia, haz para ti un arca de
madera de árbol resinoso.
Génesis 6: 13,14

ead / elarcadigital / Publicación semanal de La Caja de Ahorro y Seguro S.A.

Buscador ead
Buscador Google
Última edición gráfica
Perfiles

Perfiles La ciudad y sus mejores obras

Aristocracia francesa en la ciudad porteña

Palacio Estrugamou

Palacio Estrugamou
El Palacio Estrugamou es un hito arquitectónico de la arquitectura señorial de la primera mitad del siglo XX en la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Retiro.
Con el número 783 de la calle Juncal, se levanta en la intersección de las calles Juncal y Esmeralda en el "codo aristocrático" de la Calle Arroyo.
Fue encargado por Alejandro Estrugamou, hijo de vascos-franceses y terrateniente en Venado Tuerto, como un edificio de renta (como se llamaba en esos tiempos a los edificios residenciales de alquiler) de estilo francés.
Diseñado por los arquitectos Eduardo Sauze y August Huguier, es en estilo ecléctico influenciado por barroco francés y la arquitectura del Segundo Imperio. Consta de cuatro edificios alrededor de un patio donde se halla una copia de bronce de la Victoria de Samotracia. Los elementos de construcción fueron importados de Francia y los pisos de roble de Eslavonia.
El edificio de ocho plantas con mansarda de pizarra negra en estilo academicista francés se inauguró en 1929. El jardín del frente fue donado por el señor Estrugamou para permitir el ensanche de la calle Juncal poco antes de su fallecimiento acaecido en 1937.
Es una propiedad horizontal que refleja el esquema del palacio, ya que el subsuelo reúne locales de cocheras y depósito, luego 4 cuerpos con 1 departamento entre 500 y 600 m2 por piso; la mansarda reúne las dependencias del servicio de cada departamento. Aunque simula distintas fachadas por tres calles, es un mismo edificio y una misma estructura.
Posee un basamento almohadillado en dos niveles, un desarrollo de tres plantas recorrido por pilastras ciclópeas, un cornisamento perimetral, y, por sobre el mismo, dos pisos más que hacen de transición al remate final de las mansardas con buhardillas. Frontones curvos con pilastras y pórticos tetrástilos, jerarquizan las entradas principales, junto con volúmenes de mansardas más altos, flanqueados por fustes de chimeneas. Los cuatro agrupamientos que posee el edificio son atravesados por un gran cour, con destacados portones de hierro.

 
          




         



     



Imprimir el Artículo   Recomendar el Artículo   Exportar el Artículo a PDF   Compartir en Facebook   Compartir en Twitter
Tijerazos

“Nuestra civilización se ha fundado precisamente sobre la noción de crítica. No hay nada sagrado o intocable para el pensamiento excepto la libertad de pensar. Un pensamiento que renuncia a la crítica, especialmente a la crítica de sí mismo, no es un pensamiento. Sin crítica, es decir, sin rigor y sin experimentación, no hay ciencia; sin ella tampoco hay arte ni literatura.”
 
Del Premio Nobel mexicano Octavio Paz de quien se está celebrando el centenario de su nacimiento 31.03.1914.
 
 
Huellas de Píndaro
Huellas de Píndaro
De Grecia arcaica al presente
Tiza y pizarrón
Tiza y pizarrón
La educación por especialistas
Perfiles
Perfiles
La ciudad y sus mejores obras
ineba
dain
biblioteca unesco
Guias VIP
habitues teatro colon
La Caja
riglos
todo opera
espacio y
telecom
cachamai
siglo XXI
biblos
de la flor
el ateneo
area paidos
lumiere

ead / elarcadigital

Viamonte 1716 - 3 - 16 (C1055ABH) - Buenos Aires - Argentina

(54 - 11) 4374-1987 / 4371-0922

elarcadigital.com.ar no se responsabiliza por material de cualquier tipo no solicitado, ni tampoco por la devolución del mismo.

Las colaboraciones firmadas expresan la opinión de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión de la revista.

La línea editorial de la revista se expresa exclusivamente a través de los textos firmados por su Consejo Editor.