Exploración Única para el Día del Padre en Buenos Aires

Explorando lugares únicos para el Día del Padre, desde sitios ocultos hasta rincones selváticos en Buenos Aires. Además, recomendaciones de platos y cócteles para disfrutar.

El Día del Padre, que en Argentina se celebra con especial entusiasmo, tiene sus raíces en una historia conmovedora de principios del siglo XX.

Sonora Smart Dodd, hija de un veterano de la guerra civil estadounidense, inició esta tradición para honrar a su padre, quien crió solo a sus seis hijos. A pesar de los cambios de fecha a lo largo del tiempo, la esencia de celebrar este día se mantiene firme cada año.

Este día es ideal para planificar algo más allá de las típicas reuniones familiares. Es una oportunidad para sorprender a la familia con experiencias inusuales y abrirse a experiencias nuevas y emocionantes.

Aquí presentamos una selección de establecimientos temáticos y ocultos perfectos para una aventura con papá, ofreciendo un escape a lo cotidiano y la posibilidad de redescubrir recuerdos de la infancia.

1- Selvática

En un ambiente decorado con pinturas de la selva y luces tenues, Selvática invita a disfrutar de una fusión de sabores asiáticos y latinos.

Ubicado tanto en Alcorta Shopping como en Pilar, este restaurante brinda una experiencia culinaria inolvidable, resaltando platos como el innovador sushi negro, el ceviche yuzu con una mezcla de salmón rosado, mango y quinoa, y el «Rock Shrimps», un plato de langostinos ecuatorianos en emulsión de maracuyá.

Según uno de sus fundadores, en conversación con Infobae, Selvática es más que un restaurante; es un concepto que busca ser un oasis en la ciudad, un lugar donde los sentidos se fusionan en una experiencia culinaria completa y envolvente.

Los cócteles son una parte esencial de la experiencia Selvática, destacándose la caipirinha de mango y maracuyá y el clásico cóctel Manhattan, elaborado con Bulleit Bourbon, Martini Rosso y Bitter Angostura.

Selvática ofrece una experiencia culinaria que es un verdadero viaje sensorial, con platos que evocan aromas y sabores inolvidables.

El ambiente del restaurante es cuidadosamente diseñado, con música suave, velas y una decoración que incluye hojas cubriendo las paredes y coloridos papagayos que aportan un toque optimista. La vajilla de cerámica rústica resalta en la penumbra, remitiendo al tema central del lugar: la selva.

En Selvática, cada detalle está minuciosamente pensado. “Nos enfocamos en resaltar lo natural y los orígenes de los alimentos, utilizando ingredientes, especias y condimentos típicos de regiones de densa vegetación, siempre con un compromiso estricto con la calidad y procedencia de los productos que recibimos a diario”, comenta Jaime Flores Saboya, el chef peruano a cargo de la barra de sushi.

Él mantiene un perfil bajo, pero es conocido por crear los mejores ceviches, rolls y tiraditos de Buenos Aires.

La sucursal de Selvática en Pilar es más que un restaurante; es un escape del ambiente habitual de un centro comercial, como Palmas del Pilar, gracias a su atmósfera inmersiva que te transporta a la selva. Al salir, los visitantes se quedan con el anhelo de volver.

Ubicación: Jerónimo Salguero 3172, Palermo; y Las Magnolias 754, Pilar.

2- The Hole Penitentiary Bar

Este bar oculto en Palermo destaca por su creativa coctelería y su ambientación única, inspirada en la famosa prisión de Alcatraz. Ofrece una experiencia singular, transportando a los visitantes a la época de la Ley Seca y el auge del contrabando en Estados Unidos.

Martín Brenna, cofundador de The Hole, tiene más de una década de experiencia en gastronomía y entretenimiento.

Para ingresar al bar, hay que localizar una discreta puerta negra y pasar por un oscuro corredor, donde un guardia da la bienvenida a este peculiar «penal». Dentro, los visitantes pueden disfrutar de cócteles exclusivos en un ambiente de celdas y guardias.

Ubicación: Armenia 1743, Palermo.

3- Lo de Jesús

Este restaurante, especializado en carnes, se encuentra en la esquina de Gurruchaga y Cabrera desde 1953. Originalmente era un almacén de ramos generales, donde su propietario Jesús ofrecía vermut y jamón crudo a sus clientes.

“Preparamos nuestras carnes a las brasas, utilizando una combinación de carbón vegetal, quebracho blanco y espinillo. Nuestros cortes provienen de ganado Hereford o Angus, criados en pastos naturales y con un peso promedio de 450 kilos”, explica Juan Pablo Caorsi, copropietario del lugar.

En lo que respecta a las carnes, actualmente operan un centro de procesamiento con cámaras de refrigeración propias. Allí, los cortes se maduran, lo que marca una notable diferencia en la calidad final del producto.

Entre los platos más destacados se encuentran el bife de chorizo de 400 gramos, madurado durante 21 días y cocinado en una parrilla con quebracho colorado y blanco; además del sabroso sándwich de chorizo con rúcula y tomates secos, entre otros.

Ubicación: Gurruchaga 1406, Palermo.

4- Oh’No! Lulu, Tiki Bar y Pupu Platter

Este bar celebra la cultura tiki, bajo la dirección de Ludovico De Biaggi, una joven promesa de la coctelería de Buenos Aires.

En este lugar, tanto padres como hijos pueden disfrutar de platos exóticos y música en un ambiente único y claramente hawaiano. Se encuentra en el límite entre los barrios de Palermo y Villa Crespo.

La cultura tiki, originaria de las islas polinesias y reconocida por sus imponentes estatuas de forma humana, se ha extendido desde el Pacífico hasta Nueva Zelanda, Hawái y Estados Unidos.

La coctelería tiki es conocida por su identidad única, rescatando el ron, antes considerado una bebida de poco prestigio, y mezclándolo con almíbares, jugos frescos y especias. Sus características distintivas incluyen sabores dulces, colores vivos, exotismo y cócteles flambeados.

La oferta de bebidas se completa con una selección variada de vinos y cervezas.

La propuesta culinaria es sorprendente, incluyendo especialidades de la cocina hawaiana con influencias asiáticas e internacionales, destacándose platos como la flor de cebolla, alitas hawaianas y pechito de cerdo laqueado.

Ubicación: Aráoz 1019, Villa Crespo.

5- La Malbequería

Este lugar es ideal para celebrar el Día del Padre, especialmente para los aficionados al vino.

La Malbequería se distingue por ser la primera vinoteca especializada en la variedad Malbec, ofreciendo una amplia selección de etiquetas de diferentes regiones.

Cuenta con una galería para catas, salones con balcones y un hermoso espacio al aire libre calefaccionado, rodeado de un jardín interno frondoso y colorido.

La Malbequería presenta una colección de vinos de todas las regiones productoras de Malbec en Argentina.

Además de más de 400 etiquetas en su cava, disponibles a precios de vinoteca, ofrece una carta en constante actualización y sugerencias de maridaje.

Las catas y degustaciones son frecuentes, brindando espacios acogedores y divertidos para explorar y compartir el vino.

“Darío Gualtieri, un chef con gran experiencia, ha estado con nosotros en la cocina por más de un año, aportando su toque a cada plato. Nuestros clientes vienen por la amplia selección de vinos, pero también disfrutan de nuestros cortes de carne como el bife de chorizo, el ojo de bife, el asado y nuestra excepcional entraña”, explica Juan Pablo Caorsi, propietario del lugar.

Ubicación: Gurruchaga 1418, Palermo.

6- Gran bar Danzón

Desde su apertura en 1998, «El Danzón» se ha convertido en un referente en la escena gastronómica de Buenos Aires, destacándose como uno de los primeros wine bars en Argentina.

Su oferta de vinos por copa y su innovadora coctelería, que mezcla calidad y creatividad, lo hacen único. Este emblemático lugar se sitúa en Recoleta, en un piso superior al que se accede por una escalera misteriosa y aromatizada.

Su impresionante barra de 12 metros, construida con bloques de cemento y fibra óptica, emite destellos de luz, creando un ambiente inolvidable.

El chef Aldo Benegas, al frente de la cocina desde hace más de 15 años, ofrece una variedad de platos que van desde tartines en pan de campo y spring rolls hasta opciones más elaboradas como pato brulée, cordero en dos cocciones y risottos de temporada.

Además, cuentan con una selección de sushi, ofreciendo así una amplia gama de opciones para celebrar el día del padre.

Una visita a Gran Bar Danzón puede ser la ocasión perfecta para disfrutar de un cóctel exclusivo o una cerveza en su barra iluminada, mientras se saborean las delicias creadas por Benegas.

Ubicación: Libertad 1161, Recoleta.

7- Bar El Destello

El Bar El Destello es un viaje retro a los años 80 y 90, una época nostálgica para muchos padres.

Al entrar, los visitantes son recibidos por el brillo de las luces de neón, una nave de Space Invaders en el techo, una figura a tamaño real de ET, y una colección de videojuegos arcade clásicos como Tetris, Wonderboy, Pacman, Street Fighter II y Mortal Kombat.

La oferta gastronómica de El Destello incluye desde hamburguesas y sándwiches de pastrami hasta opciones vegetarianas como curry de berenjena y coliflor chaat masala.

La carta de bebidas es extensa, con cerveza, vermut casero, sidra y variados tragos de autor. Además, con cada bebida se obsequian fichas para jugar. El espacio es exclusivo para mayores de 18 años.

Ubicación: Gascón 1460, Palermo.

8- Rey de Copas

Rey de Copas es un espacio que fusiona el arte de Sebastián Páez Vilaró y de su padre, el pintor y ceramista Carlos Páez Vilaró, dos artistas de renombre internacional. Su decoración y diseño arquitectónico son ideales para disfrutar del día del padre en un ambiente artístico y atractivo.

Desde sus comienzos, Rey de Copas se ha destacado tanto por su enfoque artístico como por su excelencia gastronómica, con especial énfasis en la coctelería y sabores exóticos.

Entre los tragos sobresalen los mocktails, en particular aquel que incluye jugo de manzana y limón, almíbar de canela y jengibre.

La comida es ideal para compartir, destacándose platos como las brochetas de langostinos al ajillo y tablas de quesos con una selección de azul, provolone, pategrás, aceitunas y frutos secos.

Ubicación: Gorriti 5176, Palermo.

9- El Desarmadero

Desarmadero Bar, un conocido pub cervecero en Palermo, ofrece un ambiente único, decorado con elementos reciclados de antiguos desarmaderos de autos. Para celebrar el Día del Padre, proponen dos atractivos combos.

Para los entusiastas de la cerveza artesanal, el primer combo incluye cinco latas de Pilsen Desarmadero, una cerveza propia del bar, junto con un vaso coleccionable decorado con un diseño de la marca.

Por otro lado, para los aficionados al vino, hay una propuesta que consiste en una tabla de fiambres con jamón crudo, salame, lomito ahumado, quesos brie, azul y pategrás, servida con rodajas de pan de campo, acompañada de una botella de vino Malbec.

Ubicación: Gorriti 4300 y Gorriti 4295, Palermo.

10- Vina

Ubicado en el vibrante barrio de San Telmo, Vina ofrece una experiencia relajada y amena para disfrutar vinos de diversas regiones argentinas. En el D

ía del Padre, Vina presenta un menú especial que incluye un aperitivo de bienvenida, entrada, plato principal y postre, acompañado de agua y una botella de vino.

Esta cena es ideal para padres amantes del vino y puede incluir delicias como pan con manteca de ajo, una picada campera con salame, queso gruyere y aceitunas, o bien vacío cocido lentamente con vegetales asados y mayonesa de morrones.

Vina se destaca por su ambiente cálido y acogedor, con la opción de disfrutar de mesas al aire libre en el emblemático boulevard de la Avenida Caseros.

Ubicación: Avenida Caseros 474, San Telmo.

11- Tribu

Para una celebración con vistas impresionantes, el restaurante Tribu en la costanera de San Isidro es el lugar perfecto. Rodeado de naturaleza y con vistas panorámicas al Río de La Plata, Tribu ofrece un entorno sofisticado para una ocasión especial.

Este 18 de junio, Tribu servirá un menú especial para el Día del Padre que incluye bife de chorizo con crema de mollejas y bacon, acompañado de compota de espinacas y escamas de parmesano.

Además, se podrán disfrutar de otras delicias de su menú regular, como tapas caseras gourmet, carnes a la parrilla, pastas artesanales y platos al horno de barro. La oferta se completa con una variedad de cócteles, vinos y bebidas sin alcohol.

Ubicación: Juan Díaz de Solís 2794, Martínez.

12- El Purgatorio

El Purgatorio es uno de los bares ocultos pioneros en Buenos Aires, accesible solo a través de una membresía especial que requiere responder a un formulario de siete preguntas.

Para el Día del Padre, este lugar exclusivo ofrece una experiencia única. “Aquí, la aventura se vive en cada detalle, desde una carta de coctelería seleccionada por el destino a través del tarot, hasta una cocina que fusiona los sabores de Perú y Japón”, explica Gastón Abramoff, uno de los fundadores del bar.

En El Purgatorio, como su nombre lo sugiere, la decoración y los vasos tienen un estilo único que evoca lo cadavérico, aunque con diversas variaciones. “Ponemos énfasis en la calidad y la originalidad.

Nuestra vajilla es importada de Europa, Singapur y Estados Unidos. En la elección de los cócteles, una tarotista lee el destino de los clientes y les recomienda una bebida acorde. Así, cada sabor se convierte en parte de una narrativa envolvente”, explica Abramoff.

La oferta gastronómica de este lugar es variada y sorprendente, incluyendo desde piña de mar con langostinos, queso en cuatro variedades con chutney de mango, hasta un postre de chocolate relleno de pasta de banana con nueces, pistachos y una base de espuma de dulce de leche.

¿En dónde? La ubicación es incógnita. Para acceder al lugar, hay que avanzar con la membresía.

13- Boticario

Boticario evoca el encanto de las antiguas farmacias de Buenos Aires, inspirándose en Salvador Cortéz, un personaje ficticio cuya pasión por la medicina y la naturaleza lo llevó a recorrer el mundo.

Cortéz era conocido por su amabilidad, carisma y dedicación incansable a encontrar nuevas recetas y curas. Siempre en busca de su siguiente aventura.

Hoy, Boticario se presenta como un bar de experiencias, donde se exploran distintas técnicas y procesos que prometen deleitar a toda la familia en este día especial dedicado a los padres.

Especializado en bebidas maceradas, el bar renueva su menú cada tres meses. Para el Día del Padre, ofrece opciones interesantes como el Mousse de chocolate con marquise y escamas de sal marina, o el cóctel Turquía, una mezcla de coñac con un toque especiado y frutal.

Ubicación: Honduras 5207, Palermo.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *