Reloj de 10.000 Años de Bezos: Innovación y Lujo

Jeff Bezos, el tercer hombre más rico del mundo y fundador de Amazon, ha invertido más de 40 millones de dólares en un proyecto único y ambicioso: el ‘Reloj de los 10.000 años’.

Este proyecto no solo destaca por su envergadura tecnológica y filosófica, sino también por su capacidad para medir el tiempo en ciclos mucho más largos que los habituales segundos, minutos y horas.

El reloj, de proporciones gigantescas con sus 152 metros de altura, se encuentra en construcción en la Sierra Diablo de Texas, a unos 240 kilómetros del aeropuerto más cercano y cerca de la base de cohetes de Blue Origin, también propiedad de Bezos.

La idea original del reloj fue concebida por Danny Hillis, profesor del MIT, en 1989 y expuesta por primera vez en el Museo de Ciencias de Londres en 1995.

Hillis ideó este reloj como un símbolo de pensamiento a largo plazo, deseando crear un reloj que marcase el paso del tiempo en años, siglos y milenios. Su diseño es notablemente innovador, empleando lógica digital binaria y prescindiendo de chips electrónicos.

Para garantizar su funcionamiento autónomo durante 10 milenios, se han seleccionado materiales duraderos como el titanio y el acero inoxidable, junto a rodamientos de bolas de cerámica en seco y una cubierta de cristal de zafiro para proteger la maquinaria.

Además, el reloj incorpora un sincronizador solar, péndulo, generador de timbre y una serie de engranajes y diales que le permiten alinearse con el sol cada mediodía.

Su mecanismo incluye contrapesos de 5 toneladas y engranajes de dos metros y medio, con un sistema de sumadores binarios para asegurar una precisión de 32 bits.

Instalado en una cavidad excavada en la montaña de caliza, con 152 metros de altura y casi cuatro metros de diámetro, el reloj es una muestra de la fusión de arte y ciencia.

Recientemente, Bezos y su prometida Lauren Sánchez fueron fotografiados por la revista Vogue en el sitio del reloj, destacando la lejanía del lugar y el desafío que representa llegar hasta allí.

El diseño del ‘Reloj de los 10.000 años’ de Jeff Bezos es tal que visitarlo requiere un esfuerzo significativo, casi un acto de peregrinación, añadiendo un aura de misticismo a la experiencia de contemplar esta obra.

Aunque el interés público es alto, la visita a esta impresionante creación deberá esperar, ya que aún está en construcción y no se ha anunciado una fecha para su apertura al público.

En cuanto a la vida personal de Bezos, se ha mudado a Indian Creek Village en Miami, un enclave exclusivo conocido como el “búnker de los millonarios”. Allí, Bezos compró dos propiedades adyacentes por un total de 147 millones de dólares.

Este lugar ha atraído a varios empresarios y magnates tecnológicos como Keith Rabois, Peter Thiel, Jon Oringer y Bryan Goldburg, y a inversionistas de renombre como Ken Griffin, Dan Loeb y Josh Harris.

La opulencia de Bezos ha generado comentarios entre sus pares, incluido Elon Musk. En la biografía escrita por Walter Isaacson, Musk critica el estilo de vida lujoso de Bezos, sugiriendo que podría dedicar más esfuerzos a su empresa espacial.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *